CAMPOS DE FLORES Y MINAS. ANDREA ROLLÁN FERNÁNDEZ

  1. Inicio
  2. Inicio
  3. Sellos editoriales
  4. Editorial Poesía eres tú
  5. CAMPOS DE FLORES Y MINAS. ANDREA ROLLÁN FERNÁNDEZ

CAMPOS DE FLORES Y MINAS. ANDREA ROLLÁN FERNÁNDEZ

12,00 IVA incluido

Título: CAMPOS DE FLORES Y MINAS

Autor: ANDREA ROLLÁN FERNÁNDEZ

Año de Publicación: 2019

Colección: Poesía eres tú

ISBN-13: 978-84-17754-27-3

Editorial: Poesía eres tú

http://www.poesiaerestu.com

PVP: 12 Euros (IVA Incluido).

Nº Pag. 98

Descripción

RESEÑA:

Decir que Campos de flores y minas es un viaje a lo largo de los últimos cinco años de mi vida, sería algo cierto, pero sin llegar a serlo del todo.

Campos de flores y minas es más que eso.

Es la vida, es lo bueno conviviendo con lo malo, el yin y el yang, la guerra y la paz.

Es el proceso de creación y destrucción de nuestros conflictos internos.

Son el amor, el desengaño, la ruptura, la depresión, la amistad, la paz mental…

transformados en batallas que, al tener que combatirlas contra nosotros mismos, no nos queda otra que ganar.

 

 

EL AUTOR:

Andrea Rollán Fernández, Madrid, 1999

Me llamo Andrea, porque así lo decidieron mis padres. Nací en Madrid hace veinte años, y, en este tiempo que llevo de paso por la vida, aún no he terminado de entenderla del todo.

A los nueve años, escribí mi primer poema. Recuerdo haberlo escrito para impresionar a mis padres, tras escuchar a mi madre recitar un poema propio en público. Al escuchar las reacciones de las personas ante aquel poema, fui por primera consciente del poder que tiene la poesía para hacernos sentir.

Sinceramente, no entendí nada del poema en su momento, yo tenía nueve años y lo único que fui capaz de apreciar eran las rimas y el ritmo, aun así, decidí ponerme a escribir.

Años más tarde, comencé a verlo como una vía de escape, de desconexión, de plasmar aquellas cosas que no me atrevía a gritar… hasta que, al lanzarme a leer algún texto en público, me di cuenta de que a las personas que conocía, les gustaba y lograban sentirse identificadas.

Desde entonces no he dejado de escribir. Primero, por y para mí, escribir siempre será ese hogar cálido en el que refugiarme cuando haga frío; y, segundo, por todas las personas que puedan llegar a sentirse reflejadas, para que sigan encontrando pedacitos de sus historias a través de estos versos.

Menú

Añadir dirección

España